miércoles, 8 de junio de 2011

El Balcón de Gredos

En la vertiente norte del Sistema Central, podemos disfrutar de una hermosa ruta que discurre por las cumbres que limitan el valle del río Tormes. Este recorrido nos permite avistar durante casi todo el recorrido, las cumbres y gargantas del corazón de Gredos. El sistema montañoso más visitado del centro peninsular.



En esta ocasión partimos de Navacepeda para ascender por una vereda boscosa en dirección a San Bartolomé de Tormes rodeando el valle del arroyo Garbanza. El camino asciende para alcanzar un canal de riego hasta que en un punto, con vistas a un puente sobre el arroyo , se ha de descender entre hermosos tomillares para enlazar con el antiguo camino empedrado que nos lleva tras cruzar el puente en la garganta Garbanza hasta San Bartolomé de Tormes, dividido en dos barrios.


Desde este punto las vistas sobre el Sistema Central son inmejorables, en especial en esta época cuando la primavera estalla en flor en la sierra y todavía se aprecian las cumbres con restos de nieve invernal.


Desde San Bartolomé de Tormes la vereda conecta con  Ortigosa y Navasequilla llevándonos en un paseo casi aéreo entre vallejas y bosquetes de gran belleza y una gran biodiversidad tanto vegetal como animal. Alternamos pastizales con zonas arbusitvas y pequeños bosquetes en los que se pueden localizar desde perdices hasta abejarucos, vigilados de forma constante por la silueta del águila calzada en lo alto. Por lo demás esta comarca es un paraíso entomológico por la gran variedad de especies que podemos encontrar amparadas en los cambios altitudinales, de biotopo y de orientación.






En Navasequilla iniciamos el descenso por la pequeña y bellísima garganta de las Caceras hasta la hermosa población de Zapardiel de la Ribera en cuyas inmediaciones vemos pequeñas huertas con frutales cargados con guindas y cerezas.

Se trata de una ruta longitudinal que muere en La Angostura y con un recorrido de unos veinte kilómetros que discurren por media montaña pero no exentos de subidas desniveles, pero sin duda recomendable por los paisajes que visita.







A nivel técnico es recomendable llevar un trípode ligero y un conjunto de lentes que agrupe desde los gran angulares hasta un teleobjetivo corto. En esta ocasión las imágenes se han realizado con una Canon Eos 5d Mark II y lentes desde 16mm hasta los 400mm, fundamentalmente en el rango del 24-105mm f4 L IS que otorga una gran calidad.
Se utilizado un trípode Gitzo 1531S con una rótula de bola modelo BH-55 panorámica de la empresa americana Really Right Stuff  conocida por la calidad de sus productos.  

La zona visitada es un enclave óptimo para realizar tomas de paisaje panorámico por lo que también es recomendable usar el nivel interno de la cámara o,  si carece de este, como es el caso de la cámara usada, un nivel de burbuja para acoplar en la zapata del flash. 

Además hemos hecho un uso intensivo de los filtros de densidad neutro de Singh Ray  tanto de dos como de tres puntos con borde suave para enfatizar las nubes que nos acompañaron durante todo el recorrido.

© Francisco M. Martín -  Imágenes Naturales

Para adquirir estas y otras imágenes puedes contactar con el autor a través del mail
fmartinfoto@gmail.com

1 comentario:

  1. Impresionantes paisajes y fotografías. Os lo debisteis pasar como enanos!. Un saludo

    ResponderEliminar