lunes, 11 de junio de 2012

Canon EOS 5d Mark III, primeras impresiones



Tras cerca de dos meses con esta nueva herramienta sólo puedo decir que el nuevo modelo sacado al mercado por Canon es un gran acierto, pero con luces y sombras. Sin duda supone un serio avance en algunos aspectos con respecto al modelo anterior la Canon EOS 5d Mark II pero su hermana mayor la Canon EOS 5d Mark III adolece de ciertos defectos que nos dejan de nuevo a los usuarios de Canon con la miel en los labios. Es como un querer y no poder.
Pero, ... vamos por partes. No voy a hablar aquí de las características técnicas ni de comparativas entre ambos modelos o con la Nikon D800 de la que yo creo que no es competidora.
Para ver comparaciones podemos acudir a diversas web o poner en un buscador cualquiera, ambos modelos de cámaras  y de inmediato surgen páginas y páginas que nos hablan del tamaño de los pixels o del número de megapíxeles comparando en cuanto a sus características técnicas ambos modelos de cámara.

Canon EOS 5D Mark III ISO 3200  Exposición Manual 1/1000 f5,6
Zoom 100-400mm f4,5-5,6 L IS . Tripode Gitzo.

Como introducción conviene mencionar que hasta ahora Canon era la empresa que más se afanaba en aumentar el número de megapíxeles a toda costa y Nikon ha ido siempre a la zaga hasta la aparición de la D3x aunque la diferencia entre 21 mpx de la EOS 5d Mark II o la 1Ds Mark III y la Nikon D3x es escasa como para hablar de vencedores y vencidos.
Hoy este equilibrio se ha roto con la aparición en el mercado de la Nikon D800 y aunque las cifras suenan atractivas lo que más seduce es la calidad del sensor de la Nikon D800 testado entre otros por la web Dxo Mark.
La guerra, a mi entender, se mantiene en otro campo, el de la calidad y hasta ahora este patrón quedaba relegado a segundo término por las astronómicas cifras de aumento de megapíxeles que venían imponiendo Canon frente a los comedidos avances de Nikon o Sony.
En este campo, el de la calidad, Canon ha descuidado facetas tan importantes como el rango dinámico o la respuesta a elevados ISO en condiciones de luz deficientes. Como fotógrafo inquieto que soy tengo que reconocer que me gusta disponer de las mejores herramientas ya que es de las pocas variables que puedo controlar en la fotografía de naturaleza, disciplina siempre sujeta a los designios del tiempo, el comportamiento de los seres vivos, los horarios, la presencia humana, el conocimiento del campo, ....
Por este motivo siempre estoy descontento con mi cámara o mis lentes pues son las que al final puedo controlar mínimamente para lograr mi trabajo fotográfico. Los sujetos de mi fotografía pueden colaborar o no, según mis conocimientos, su estado de ánimo y otra infinidad de factores que ahora no vienen al caso y que no llego a controlar en su totalidad.
Es por ello que las cámaras son herramientas que hay que usar intensamente y exigir a sus fabricantes la máxima dedicación y calidad pues son nuestra herramienta de trabajo. Respecto de la Canon EOS 5d Mark III ha supuesto a mi entender por parte de Canon una especie de solicitud de perdón a los usuarios enganchados a la marca, pues finalmente la casa ha decidido hacer caso a las peticiones de los usuarios y ha contenido la carrera de los megapíxeles.



Canon EOS 5d Mark III 1/15 sec. f10 ISO 25600 100mm f2,8



Canon EOS 5d Mark II 1/5 sec. f10 ISO 25600 100mm f2,8



Seamos claros, lo he dicho varias veces. Hay factores más importantes que los megapíxeles y para publicaciones en revistas y libros, 16 es el número adecuado. Siendo flexibles, una horquilla entre 15 y 20 es lo adecuado. Más megapíxeles son en la mayoría de los casos, inservibles y menos obliga a interpolar con la posible perdida de calidad final. Así Canon ha centrado el modelo en 22 megapíxeles y además indica que ha eliminado o reducido a la mínima expresión la separación entre un pixel y el contiguo. Sin embargo, las cifras no son concluyentes pues al eliminar la separaciones podríamos pensar que aumentará o se mantendrá el tamaño de los pixels. Pese a ello el tamaño de los pixels en la EOS 5d Mark III, con respecto a la Mark II, es más pequeño, una diferencia sutil pero que no aclara de forma definitiva la construcción de ambos sensores.
Esta opción de Canon  por mantener aproximadamente el número de megapíxeles y la unión con el nuevo procesador hace que según los ingenieros de la casa la calidad en cuanto a ISOs altos aumente en cerca de dos puntos con respecto a su predecesora. Naturalmente estas medidas se hacen con luz controlada y muchas veces en estudio. En el campo las diferencias se vuelven más sutiles. Tras probar la cámara para mi trabajo diario en condiciones difíciles y en el estudio y según mis conclusiones creo que ha mejorado en un punto la respuesta de la cámara a ISOs altos en relación con el modelo anterior. Esto supone que si los 3200Iso eran la frontera con la EOS 5d Mark II ahora podemos ahora alcanzar los 6400Iso con casi el mismo nivel de calidad. A partir de aquí la Mark III sigue dando una respuesta mejor pero la calidad de los archivos se ve comprometida para su uso en artes gráficas y revistas. Otra cosa es el uso WEB donde incluso podremos usar imágenes realizadas hasta los 25.000 ISO o más. Díficil será publicar algo de la vida real, que no sea fotografía de estudio, con más de 25.000 ISO pues la calidad de los archivos se ve seriamente perjudicada. Por tanto las cifras superiores son más un reclamo publicitario que la respuesta de la casa para un producto de calidad. De todos modos quizá algún paparatzi pueda servirse de estas nuevas sensibilidades para un trabajo ocasional.

Canon EOS 5d Mark III 1/8 sec. f10 ISO 12800 100mm f2,8


Canon EOS 5d Mark II 0,4 sec. f10 ISO 12800 100mm f2,8



La frontera de los 6400ISO es un buen punto cuando lo ponemos en relación a los mpx de la cámara pues contamos con una herramienta de 22 megapíxeles con una respuesta correcta hasta los 6400 ISO, más que suficiente para la mayor parte de los trabajos, pero deficiente por ejemplo para el empeño en el que me encuentro ahora, la fotografía de mamíferos sin barrera y con la luz disponible. Para este menester usé el año pasado la Nikon D3s que sigue siendo imbatible en cuanto a su respuesta a altos ISO a costa de tener sólo 12 mpx.
Por tanto como usuarios nos vemos obligados a sacrificar ISO o megapíxeles y para la mayor parte de los trabajos será preferible sacrificar mpx pues mediante interpolación muchas veces se consiguen mejores resultados a altos ISO que con cámaras de muchos megapíxeles en las que el archivo no ha de interpolarse. De nuevo volvemos al uso de nuestras fotografías y la necesidad de ampliación que vamos requerir de las mismas.
En relación a la Canon EOS 1D Mark IV que también he utilizado las diferencias, curiosamente son más sutiles y casi podríamos decir que ambas cámaras se encuentran a la par en su respuesta a condiciones de iluminación difíciles. 
El verdadero acierto de Canon con esta cámara ha sido de nuevo otra solicitud de perdón a los usuarios de la marca cansados de usar una autofoco propio de las cámaras del año 2000 o anteriores, es decir del siglo pasado. Recuerdo mi Nikon F5 del año 1998 y su autofoco era mejor aún que el de la Canon EOS 5d Mark II del año 2011.


Canon EOS 5d Mark III 1/4 sec. f10 ISO 6400 100mm f2,8
Canon EOS 5d Mark II 0,8 sec. f10 ISO 6400 100mm f2,8
 Finalmente Canon ha renovado el módulo de AF con un equipamiento actualizado, no tanto por el número de puntos de enfoque (61) sino por la calidad de sus resultados.
Canon ha introducido las mejoras aparecidas en la 7d y ha mejorado su respuesta el AF de zona que a veces tiene resultados inciertos en el modelo de sensor recortado. En este caso y a falta de pruebas con aves en vuelo rápido se puede decir que el AF de la Canon EOS 5d Mark III es el mayor avance en esta línea de cámaras, a la altura de las Nikon aunque de nuevo con serios errores causados por una curva de aprendizaje muy complicada. Me explico, pese a la simplificación de los menús y al agrupamiento de todos los relacionados con el AF en una pestaña múltiple, Canon sigue complicándonos las cosas a los fotógrafos. Para un usuario de Nikon apenas ha de decidirse por un par de parámetros en la personalización del AF para lograr excelentes resultados. Es decir la curva de aprendizaje prácticamente es inexistente. Sin embargo los usuarios de Canon nos vemos obligados a personalizar nuestra cámara siempre con el temor de que en cuanto las condiciones de disparo cambien, el porcentaje de éxito de enfoque en nuestras tomas se pueda ver comprometido. De hecho hay seis opciones personalizables -mejor explicadas que en la EOS 1d Mark IV- con lo que lo que un principio es una avance pero que obliga a un serio proceso de adiestramiento por el método de ensayo error y esto para el fotógrafo de naturaleza no es fácil pues las condiciones ya de por si cambiantes para un fotógrafo de deportes llegan a ser irrepetibles en el campo. Este es el segundo desencanto con respecto a esta cámara y parece que también así será la futura EOS 1Dx que parece que se retrasa hasta julio de este año.
En definitiva el autofoco ha mejorado notablemente pero a pesar de incluir el enfoque por zonas, el micropunto, el seguimiento 3d, y un aumento considerable en su sensibilidad incluso en zonas de bajo contraste -alcanzando -2 EV-, su curva de aprendizaje es elevada y el fotógrafo de naturaleza en acción, difícilmente tendrá la certeza de que ha elegido una opción adecuada. Por otra parte se nota que pesan los años en el sistema EOS pues el autofoco empieza a tener incompatibilidades o reducción en sus posibilidades con determinadas lentes como el 180 macro de Canon. 
Otra disminución en la versatilidad del AF es la imposibilidad de enfocar con lentes con f8, por ejemplo un 500mm f4 y un duplicador. Esto, hasta ahora era posible con todas las cámaras de la serie 1d pero a partir de ahora parece que no va a ser posible con lo que el atractivo de este convertidor se verá reducido al servir sólo para tres lentes: 70-200 f2,8, 300 f2,8 y 400 f2,8.
Otras características de esta cámara como el rango dinámico aumentado no parecen suponer una gran mejora según se muestra en las pruebas comparativas en estudio que he realizado.


Canon EOS 5D Mark III ISO 1600  TV +1/3    1/640 f4
Objetivo EF 500mm f4 L IS . Tripode Gitzo.


Sin embargo, escondidos entre los menús hay diversas opciones que son como pequeñas joyas para el usuario -exposición doble, HDR, enfoque puntual, disparo silencioso en ráfaga-  y que habrá que usar intensamente en los próximos meses.
Como resumen podemos decir que está cámara supone un gran avance de Canon en cuanto a Autofoco pues se partía de una situación muy primitiva, pero en el resto de sus facetas es una continuación o clonación del modelo anterior la EOS 5d Mark II.
Dependiendo de nuestra faceta fotográfica y si las demandas de AF rápido son escasas,  puede ser interesante bien quedarse con la 5d Mark II o comprar una de segunda mano ahora que empezarán a abundar.
No podemos olvidar que está cámara tiene sus puntos fuertes en el paisaje, el estudio y la fotografía de boda, disciplinas donde el AF no es del todo fundamental.


6 comentarios:

  1. ¡¡Vaya estudio, Paco!!
    Enhorabuena por el trabajo y las conclusiones.
    A seguir probando y disfrutando.

    ResponderEliminar
  2. Buena evaluación.Parece que el lado oscuro hace mejor los deberes, lástima que sean más caros.

    ResponderEliminar
  3. Hola. Enhorabuena por tu artículo. Una cuestión ¿A que te refieres con lo de los problemas con el objetivo 180 de Canon? Lo pregunto porque mi 180 no funciona en AF con mi 5d mk III y pensaba que era culpa del objetivo.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  4. Perdonad el retraso en responder. He estado de viaje y no he tenido conexión a internet.
    En relación con la cámara no es que sea mala. ¡En absoluto! Es un gran avance con respecto a la 5dII especialmente en cuanto al tema del AF. También ha mejorado su respuesta ISOS altos pero no tanto como dice Canon. Hay que tener en cuenta que yo la he probado en condiciones de luminosidad malas que es como nos movemos en la naturaleza. En estudio si que parece que la cámara es mucho mejor pero a mi esas pruebas no me bastan pues no hago fotos de estudio prácticamente.
    El AF es muy complejo y hace que se haga complicado, de nuevo, su manejo. Sin duda requerirá más pruebas pero añoro las cámaras Nikon que es apuntar y disparar casi sin modificar parámetros del AF. Su curva de aprendizaje es mínimo y hace que la cámara responda de forma fiable en el 99 por ciento de las ocasiones.
    En relación con el compañero anónimo que pregunta por su 180 macro, lo más probable es que esté bien y no sea un fallo del objetivo.
    Mira por favor las páginas 78 y siguientes del manual y en tu caso, especialmente la página 84 donde habla del Grupo G. En este grupo engloba al 180mm macro. Parece ser que no todos los modos de AF son funcionales con este objetivo que yo no poseo y no te puedo ayudar mucho más, pero lo que si se ve es que las compatibilidades empiezan a resentirse y esta era una de las banderas de Canon con su sistema EOS, que al ser totalmente rediseñado desde la base todo era compatible, al contrario que la montura F de Nikon. De todos modos tu 180mm Macro debería funcionar en AF aunque con limitaciones. Compruébalo y en todo caso ponte en contacto con los del CPS o con el servicio técnico SERPLUS.
    Otra incompatibilidad que afecta a la EOS 5d Mark III es con el disparador inalámbrico de flash de marca Yongnuo semejante al ST-E2 de Canon. Este disparador que yo si que usaba por su mejor respuesta que el de Canon es ahora incompatible y da imágenes claramente subexpuestas. Parece más una jugarreta de Canon o quizá es la implementación del nuevo sistema de flash inalámbrico por radio aunque creo que el ST-E2 de Canon sigue funcionando con la 5D Mark III.

    ResponderEliminar
  5. Thanks for review, it was excellent and very informative.
    thank you :)

    ResponderEliminar