martes, 27 de mayo de 2014

De fotografía y otras hierbas!

Periódicamente recibo peticiones de material por parte de personas que, amparándose en el supuesto uso no lucrativo de mis fotografías quieren involucrar mis esfuerzos y mis trabajos en sus proyectos personales.
Recientemente una mujer me mandó uno de estos mensajes argumentando que estaba haciendo su tesis doctoral y que estaba recopilando material gráfico para ilustrarla. Quería contar con mis fotografías dado que a su entender, eran de gran calidad y enriquecerían sus investigaciones y trabajos.
Orgulloso, pero con el callo generado por la edad y la experiencia en esta profesión, le respondí atentamente que no había ningún problema, que si estaba interesada en mis trabajos yo estaría encantado de enviarle mis tarifas para que pudiera usar mis fotos de forma adecuada.
Como viene ocurriendo en reiteradas ocasiones me responde argumentando que las fotos se las tengo que ceder gratis ya que sus fines son altruistas y que todos los demás fotógrafos, no se si son profesionales o no, así lo han hecho.
Yo soy el único que no lo hace y voy a salir perjudicado pues su trabajo me va a generar una gran publicidad y quizás hasta un contrato millonario con una editorial poderosa (esto último es de mi cosecha). Es todo caso me plantea que es casi obligado colaborar ya que sus fines son altruistas y no va a ganar dinero con su tesis.
En definitiva no tenía elección, o las cedía gratis o era como poco mal profesional si no mala persona o poco solidario. En todos los años que lleva pidiendo fotos gratis nadie se las había negado, yo soy el garbanzo negro.
Alarmado ante esta etiqueta tan desagradable le argumenté que si había solicitado la luz gratis, el ADSL gratis, el ordenador gratis y que si hasta había ido al super diciendo que le dieran la cesta de la compra gratis ya que era un estudiante que estaba haciendo su tesis.
Evidentemente no le sentaron nada bien estas apreciaciones y entramos en un dialogo de sordos en el que cada cual cree tener razón.
Sin sentirme el propietario de la verdad en esta situación le argumenté de nuevo que no nos conocíamos, para mi era un extraño, un desconocido que sin más pretendía usar gratuitamente mi trabajo sin ofrecer nada a cambio. Si fuéramos amigos o conocidos o parientes pero.... eramos dos completos desconocidos.
Ya soy suficientemente solidario y me considero una persona implicada en cambiar el mundo para mejor pero no puedo ser tonto, tengo que comer!!!
Cierto es que la profesión de fotógrafo ha perdido todo su glamour y los rendimientos han caído en picado pero al menos necesitamos pan y agua para comer, ya no digo jamón del bueno. Tan sólo un poco de agua, un poco de pan y el imprescindible dinero para renovar el equipo y pagar las facturas y los obligados impuestos para la casta política.
Mientras nuestros ingresos, a causa de muchos factores, han caído en picado los costes siguen subiendo, los costes de la luz, combustible, pernoctaciones en las zonas de trabajo, equipo fotográfico, software, nuevas tecnologías, almacenamiento de las fotos,...
A la par que esto ocurre el prestigio de la profesión se viene abajo ya que internet y la democratización de la herramienta que es la cámara de fotos han convertido a un montón de personas en suspuestos fotógrafos capaces de resolver cualquier encargo. Hoy en día un buen montón de personas se erigen en fotografos de todo y ofrecen su material a cambio de nada con tal de que su nombre aparezca en los títulos, creyendo que con esta estrategia comercial van a sacar nuevos clientes y van a mejorar sus ingresos cuando lo que están diciendo a voz en grito es que no se respetan y regalan por nada el fruto de su esfuerzo y su trabajo y que no valen nada la infinidad de horas dedicadas a su profesión.
Para poner un ejemplo he hecho cálculos de la inversión en tiempo y dinero que he realizado para el estudio de los zorros desde el año 2011:

- inversión en material, adquisición de cámaras adecuadas y teleobjetivos:  18.000 €
- inversión en combustible: 36.000 kilómetros recorridos como poco a 8 litros a los 100 del todo terreno salen 2880 litros a un precio medio del gasoil de 1,22 euros salen un total de 3513 €
- horas de trabajo aproximadamente 4 horas por salida, tres días si no más por semana durante cuatro años sale un total de 2160 horas.
 ¿Cómo retribuirlas? ¿Que precio poner? Ocho euros, doce euros? Vamos a poner diez euros la hora 21.600 euros.
- Hay que hablar también como no, de los impuestos que nos gravan los políticos para que sigan viviendo como viven y teniendo sus prebendas y disfrutando de sus privilegios.
Entonces, .. ¿A que precio se puede vender un reportaje de este tipo?

Es verdad que hay otros trabajos mucho más cómodos. La realización de un reportaje típico de un pueblo puede suponer un gasto entre desplazamientos (25€), comidas y pernoctación dos días (75€), horas dedicadas (diez horas al día por dos días a ocho euros la hora 160€), amortización de material e impuestos (150€). No se si me olvido de algún otro concepto aunque no he incluido gastos de vestuario y tampoco el pago de ayudantes y personal figurante que siempre los he conseguido voluntarios.
Esto hace un total de 410 euros. Mis tarifas por día de trabajo han bajado a los 250 euros diarios con lo que estoy hablando de un beneficio de 90 euros. Algo ridículo para un autónomo. Y de las fotos conseguidas resulta que ahora tengo que ceder un porcentaje gratuitamente a las personas que me hacen solicitudes basadas en un supuesto altruismo y además tengo que soportar que se pirateen en la web y a mayores la empresa a la que se las vendo va a usarlas cuantas veces quiera o necesite quemándolas por completo e impidiéndome su uso para otros fines o en otros medios.
Estamos hablando de que por cada reportaje entrego cerca de 60 imagenes todas ellas aprovechables para artes gráficas y con impacto publicitario. Esto supone que cada foto la vendo aproximadamente a la ridícula cifra de un euro y medio. Si no añado el precio por hora a los costes de trabajo las vendo a CUATRO EUROS LA FOTO!!
Esta profesión dista mucho de ser ideal y sólo se hace por pasión y esta pasión además es utilizada por el comprador de las imagenes para argumentarte que "eres afortunado por trabajar en lo que te gusta y que te paguen por lo que te apasiona"
Vamos que encima de cornudo, ... apaleado!!

Todas estas reflexiones se unen al artículo publicado hoy mismo en la revista digital de Quesabesde hablando de la profesión de fotógrafo.
Os dejo el enlace por si es de vuestro interés

Vamos que el panorama está muy negro en la fotografía. Nos compadezco de verdad pero yo no estoy dispuesto a ceder a un precio ridículamente bajo mis fotos y mucho menos gratuitamente.
Colaborar con diversas entidades se puede y hay que colaborar. La fotografía de naturaleza no deja de ser una fotografía con un cierto mensaje social o de implicación en la defensa de determinados objetivos sociales bien vistos. Es cierto que es un arma o lo puede ser pero también es una profesión y como tal, ¡¡¡ hay que conseguir vivir de ella!!! y el único camino es hacerse respetar respetándose uno mismo.

Fotografía realizada al amanecer en el valle del Huebra (Salamanca) Muchas buenas luces y fotografías originales sólo se ven en unos horarios  muy críticos por lo que los fotógrafos no tenemos horario y siempre que hay luz hay posibilidades de fotografíar.
Canon EOS 5D, EF 24-105mm f4 USM L IS, Trípode Gitzo 1227, rótula  Markins BH-20

6 comentarios:

  1. Quien quiera creer que has exagerado se equivoca. Has descrito la situación perfectamente. Todos lo hemos soportado más de una vez y lo seguiremos sufriendo. En mi caso, no hace ni dos semanas que una fundación me hizo una propuesta similar en la que algunas de mis imágenes habían sido "elegidas" para formar parte de un proyecto en el que colaboraban ya varios fotógrafos, GRATIS. Si similar es el caso -con el agravante de que en las fundaciones todos comen de su trabajo, aunque luego pidan altruismo con el de los demás-, similar fue mi también mi respuesta: NO. Triste y lamentable.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Es el pan de cada día y ya está uno harto pues pasa por ser una persona insolidaria, cuando lo único que pretende es seguir dando calidad y eso exige tiempo, material, esfuerzo y dedicación y de algo hay que comer mientras tanto. Esto no es la primera vez que me ocurre pero en esta ocasión me decidí a escribir pues ya parecía que era el malo de la película.
    Gran parte del daño lo hemos hecho nosotros mismos los fotógrafos, otra parte internet y el deseo de reconocimiento de las personas.
    Yo no pretendo ser tajante pero para colaborar necesito conocer a fondo el proyecto y a las personas, que no sean completos desconocidos para mi como hasta ahora, y si se va a producir algún rendimiento económico con el proyecto creo que también tengo derecho a participar en la parte correspondiente de los dividendos.
    Desgraciadamente la crisis de los medios de comunicación y la publicidad hacen mella en todos y la gente al final opta por vender sus fotos también a precios por debajo del mercado bajo el argumento de que las fotos ya las tienes en el archivo y algo sacas aunque sea poco.
    Por ese camino también se aprovechan un montón de empresas que ofrecen a las Diputaciones, Patronatos de Turismo y organismos en general publicidad a cambio de que estos organismos públicos les cedan las fotos de fondo de archivo, los textos hechos por funcionarios a veces sin formación y además les paguen un dinero por la publicación en revistas fantasmas que lo único que buscan en desviar fondos públicos a los bolsillos de empresarios a veces amigos de lo políticos de turno. Así es este país!!

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo contigo Francisco, la gente no valora el tiempo que hay a veces detras de unas fotos para conseguirlas, ..... y es una opinion de un aficionado.
    Como bien dices tambien las personas con tal de que salga su nombre en los creditos regala y acepta cualquier condicion de sus fotos, y eso me parece lamentable.
    Tenia que haber mas union entre vosotros los profesionales para un minimo de dignidad en este tema.
    Un saludo.
    Carlos.

    ResponderEliminar
  4. Gracias Carlos, insisto en que la fotografía tiene mucho de pasión y de deseo de mejorar el mundo. El fotógrafo por lo general se implica en proyectos positivos tanto sociales como ambientales, pero pedir a alguien que no conoces que te ceda sus fotos a cambio de nada, sin explicar ni siquiera tu proyecto que seguro que es ilusionante, es como poco un exceso de confianza. Yo he cedido material a fundaciones, asociaciones, y organizaciones no gubernamentales pero es que ahora cualquiera se cree en el derecho de exigir que le cedas tu material sin dar más explicaciones.
    La fotografía como profesión está prácticamente muerta gracias a internet y a las cámaras digitales pero como arte todavía tiene mucho que decir y en el fondo el fotógrafo de verdad es un artista. Ya veremos si sobrevivimos.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  5. Me quedo con la última frase: "Internet como profesión está prácticamente muerta, pero como arte todavía tiene mucho que decir"

    ResponderEliminar
  6. El que vaya de fotógrafo de naturaleza profesional, tiene que plantearse que esto es un oficio. Pero no un oficio bonito de algunos sábados, domingos y fiestas, en los que se da el apretón del bago para hacer fotos en la naturaleza y luego se suben a la red... El que venga por la vanidad a este oficio, se ha equivocado... Este oficio necesita una dedicación constante diariamente, y aun así no llegas, y un presupuesto infinito: desde que te levantas hasta que te acuestas estás gastando dinero... Se te han olvidado los cafés, el termo para café, el mantenimiento del coche y un montón de cosas que se me olvidan a mi...
    Por cierto, al vicio de pedir, la virtud es no dar... Si les parece caro una fotografía por 20 euros, eso es lo que vale la gasolina de Madrid a Navacerrada, sólo ir... que sumen equipo y sumen y sumen...
    Enhorabuena por el artículo. Un cordial saludo.

    ResponderEliminar