domingo, 27 de marzo de 2011

Nuevas tomas de Oso pardo cantábrico

Con la inquietud en el cuerpo durante toda la semana finalmente el viernes de nuevo nos encaminamos hacia el encuentro con nuestra osa y su familia. Las noticias durante la semana eran de nieve en los valles de León y frío en las cumbres. Para el fin de semana prometía también lluvia en la cordillera y así ha sido pero aún con todo no podíamos resistirnos a intentar un nuevo encuentro con esta familia de osos salvajes. En esta ocasión ha sido más emocionante si cabe pues hemos visto aunque no fotografiado con la calidad deseada escenas impresionantes de lactancia materna.
Las bajas temperaturas llevaron a nuestra familia por un periplo desde las cumbres hasta media ladera, casi casi fondo de valle. Durante el día ha visitado zonas medias en busca de comida entre las mimbreras y espinos pero por la tarde y tras sufrir, la familia de osos y nosotros, una intensa lluvia, se encaminaron hacia arriba. Toda la noche estuvo lloviendo y nevando en el valle por lo que pensabamos que podía haber bajado de noche en busca de cobijo y mejor temperatura, pero esta mañana nos ha sorprendido, pues la hemos avistado con el telescopio durmiendo plácidamente con toda su familia frente al precipicio rocoso y bajo una enorme escoba, rodeada de una tímida nevada, que más arriba ya cubría por completo las cimas. Así la hemos dejado hasta las doce de la mañana más o menos, lo que contradice los datos que teníamos de osos activos con las primeras luces y dormitando a mediodía. 

En esta imagen la madre estaba vigilando a los oseznos que ya se muestran
bastante  independientes aunque acuden de vez en 
cuando a solicitar la lactancia a la madre.

Aquí podemos ver uno de los oseznos alimentándose de los brotes tiernos
de un salix sp.  Debajo la familia recogía las ramas rotas

De nuevo una imagen de la osa atenta a su cachorros

La hembra alimentándose de hiedra



Imágenes familiares





Estas tres últimas imágenes están tomadas bajo una lluvia intensísima.
En la segunda se puede ver a la osa intentando sacudirse el agua que la
empapaba mientras los cachorros ya se habían refugiado bajo las escobas.



Imágenes tomadas con cámara Canon Eos 1d Mark IV, objetivo EF 500mm f4 L IS y teleconvertidor 1,4x en venta. Trípode Gitzo 1531 y rótula de bola RRS BH-55

Para adquirir estas y otras imágenes a cualquier tamaño puede contactar conmigo a través del mail fmartinfoto@gmail.com

© Francisco M. Martín -  Imágenes Naturales

lunes, 21 de marzo de 2011

Oso pardo en la Cordillera Cantábrica

Desde que era pequeño soñaba con los osos, veía los mapas catastrales de los Picos de Europa como un territorio inexplorado en el que cualquiera que anduviera por él se podía topar con un oso cantábrico. Evidentemente no podía salir a explorar ese vasto territorio pues carecía de dinero y de permiso paterno.
Ya de adolescente me acerqué en varias ocasiones a la cordillera sin conseguir avistamientos. Mi primer encuentro con el plantígrado fue en la comarca de Riaño, durante un campamento juvenil en  torno a 1976. El emplazamiento del campamento se eligió en el tristemente inundado valle de Riaño antaño lleno de vida pastoril y salvaje. Recuerdo las aguas limpias del río Esla en las que nos bañábamos y la pureza del entorno.  Recuerdo las casonas del valle, en especial las de la población de Riaño. Hermosas y robustas construcciones con siglos de historia que se vinieron abajo, con los sueños de mucha gente, en poco tiempo.  En pocos años la riqueza del valle quedó mermada y el Nuevo Riaño con sus edificios de ladrillo y casas modernas es una triste ciudad que no encuentra la personalidad propia de los valles ganaderos de León, que le robaron.
Antes de la destrucción de Riaño tuve la fortuna de sentir la presencia del oso en uno de los valles tributarios del Esla. El roce de la vegetación y bramido terrible que atronó en la montaña son todavía para mi motivo de escalofrío. Nunca vimos al oso pero sentimos como nunca su presencia de la que huimos corriendo ladera abajo en dirección a la seguridad del valle.
Más tarde centrado en otros menesteres me alejé de la Cordillera Cantábrica hasta que establecido como freelance, siempre que podía, me acercaba a estas montañas de gente entrañable y pueblos únicos. Sin embargo, las obligaciones de encargos y el frenesí de la vida en la ciudad no facilitaron más encuentros con los osos.
No ha sido hasta el 2006 que tuve la fortuna de compartir, gracias al empuje de mis amigos pues fue una época compleja para mi, una de las visiones más inolvidables de mi existencia. Frente a nosotros, aunque a gran distancia, una osa se encaminaba hacia el encame con sus cachorros entre el monte de escobas y brezos de Somiedo.
Desde esta visión solo fotografiada mediante digiscoping se han sucedido otras muchas en León y Asturias pero no ha sido hasta este año que he tenido la fortuna de poder disfrutar de una familia de tres oseznos con su madre a una distancia suficientemente cercana como para poder sacar fotos con el 500 mm y el convertidor 1,4x.
Aquí os muestro algunas de las tomas realizadas en un pequeño valle de la provincia de León de oso pardo en estado salvaje.













© Francisco M. Martín
Para la adquisición de estas y otras imágenes así como encargos fotográficos contactar al mail


Todas las tomas realizadas con Canon EOS 1d Mark IV, objetivo 500mm f4 L IS y teleconvertidor 1,4x (el teleconvertidor está en venta)

martes, 15 de marzo de 2011

Japón, a un paso del fin del mundo

Ante el desastre de Japón hay muchas lecturas posibles pero ahora no es tiempo para la reflexión sino para actuar. De esta tragedia llama la atención la combinación de tres fuerzas  -terremoto, tsunamí, radiactividad masiva (no olvidemos que en reiteradas ocasiones nos están diciendo los japoneses que no tienen forma de acceder a varios de los reactores por lo que desconocen su situación de emergencia) -, que han conseguido llevar al caos a un país como Japón. Todos la voluntad de reconstrucción del país pasa en primer término por resolver la emergencia nuclear puesto que no es posible normalizar la vida social y económica sino se está resuelto este grave problema. Os paso varios enlaces para colaborar en la salvación de vidas y la reconstrucción del país.



Para otro momento queda nuestra rotunda oposición a todo tipo de actividad nociva para la vida y el medio ambiente.
En estos días nos preguntamos tan sólo, qué resulta más caro, si producir energía ecológica o la tremenda devastación ambiental y de salud pública que está ocurriendo en esa zona de Japón que puede tener repercusiones económicas a nivel mundial con parada de actividad económica en otros paises. 
¿Tan barata es la energía nuclear o es que hay intereses espúreos? Acostumbrados a vivir en un mundo que derrocha es muy difícil cambiar pero.....¿ es que la vida humana no vale nada?
En otras actividades humanas se aplica el principio de precaución, por ejemplo el famoso caso de la Gripe A con tremendas inversiones en salud que han servido para muy poco, excepto para las farmacéuticas.  ¿Cual es la causa para que no se aplique este mismo principio con la energía nuclear?  De nuevo la especulación y la avaricia económica.


(Actualizado el 18 de marzo de 2011)

miércoles, 9 de marzo de 2011

Campaña Invernal de anillamiento de Gaviotas por SEO Salamanca

El grupo local de SEO Salamanca lleva realizando desde hace varios años una campaña de anillamiento e identificación de las gaviotas invernantes en la provincia de Salamanca. Para ello se han conseguido los permisos correspondientes para acceder al vertedero de residuos sólidos urbanos de Gomecello y mediante la instalación de determinadas trampas se ha capturado y anillado varias especies de gaviotas durante la temporada 2010-2011.
Aquí os muestro parte de las fotos realizadas.
La técnica es sencilla y se aproxima más al reportaje humano que a las técnicas usadas en fotografía de naturaleza. No se ha utilizado en ningún momento hide.
La dificultad ha residido en el frío intenso del invierno y la nieblas y especialmente en el desagradable olor del vertedero, aunque nos acabamos acostumbrando.
Os muestro diversas imágenes de un día de anillamiento.
















Sin duda estas imágenes de la basura no nos pueden dejar indiferentes acerca de la sociedad en que vivimos y que hemos construido. Una sociedad de despilfarro y ajena a los ciclos naturales. Por mucho que se recicle es ingente la cantidad de basura que no se recicla. Pese a que Salamanca es una provincia con un nivel de desarrollo moderado o bajo, según los políticos, en relación con el conjunto del estado, a la conclusión que se llega es que se hace necesario y urgente un cambio de mentalidad y sobre todo en los hábitos de consumo. Gran cantidad de residuos son envases que tiramos alegremente después de haberlos usado una sola vez. Otra parte son bienes de consumo que sencillamente han dejado de ilusionarnos pese a estar en buen estado y en lugar de seguir con ellos o venderlos de segunda mano los desechamos alegremente sin pensar en las consecuencias de nuestros actos. 
Sería conveniente que desde los colegios se promoviera una visita con los estudiantes al vertedero para que desde una perspectiva no sólo ecológica y ornitológica (observación de gaviotas y demás fauna asociada a la basura) se abordara el problema del consumo y la generación de basuras con el objetivo pedagógico de provocar un cambio en los hábitos de consumo de los jóvenes. En la actualidad este colectivo es presa de audaces campañas de marketing, especialmente en navidad y finales de curso académico, y ha sido la última de las conquistas del capitalismo que finalmente ha conseguido incluirlos en la espiral de consumo irresponsable en que nos movemos todos en esta sociedad.





Todas las imágenes han sido realizadas con cámaras Canon Eos 5d II y Eos 7d y objetivos 24-105mm f4 L IS , 100-400 f4,5-5,6 L IS y 500mm f4 L IS.

© Francisco M. Martín - Imágenes Naturales