lunes, 1 de abril de 2013

Visitantes inesperados

Este año la prospección de los zorros se está complicando un poco. Desde hace días he dejado de ver a la hembra de la que conocía su territorio y he llegado a temerme lo peor por lo que he tenido que recurrir a instalar de nuevo las cámaras trampa para intentar comprobar si seguía o no en la zona. Unos días antes la había podido ver con prismáticos a una distancia razonable como para observar que detrás de su oreja derecha había sangre y falta de pelo por lo que podía haber tenido una pelea con otra hembra cercana, o un macho. Esto podía significar o bien que había muerto por peleas, por intervención humana o simplemente se había largado de la zona para evitar confrontaciones con otros miembros de su especie como me ocurrió el año pasado pero más avanzada la primavera.
Por otra parte aunque había podido contaros gracias a la observación de sus mamas inflamadas, que ha parido (como os muestro en la entrada anterior del blog), no he visto nunca a un macho con ella y la habitual zorrera que llevaba usando al menos desde hace dos años, este año está desierta aunque la preparó en algún momento durante el mes de marzo pero finalmente no la ha usado para el parto aunque todavía es posible que acabe transportando a los cachorros hasta esta madriguera.
Finalmente me decidí a instalar las cámaras en dos lugares de la dehesa y en apenas dos días me llevé la grata sorpresa de que la hembra sigue viva y está acompañada de un macho, pero ambos están afectados por lo que puede ser sarna (de ella ya los sabía y se puede ver en las últimas fotos), especialmente el macho que por lo que se ve en la grabación ha perdido por completo el pelaje por lo que la fotografía, si al final la realizo, será poco agraciada. Esta hembra ha cambiado sus horarios y se ha hecho repentinamente más nocturna. Ya había percibido durante las últimas observaciones que estaba muy inquieta mirando constantemente a su alrededor y despareciendo en repetidas ocasiones pero pensaba que era debido al estrés de la crianza.

A continuación os muestro el vídeo de este hallazgo realizado con la cámara colocada en las inmediaciones de la zorrera del año pasado.

video

Tras visitar las otras dos madrigueras conocidas y comprobar que no están ocupadas, me decidí a poner durante los mismos días, la segunda cámara trampa en las inmediaciones del amplio prado que los zorros usan de cazadero, a unos cuatrocientos metros de la madriguera usada durante los años 2011 y 2012.
Hace unos días en la zona había podido observar al anochecer lo que me pareció una pareja estable de zorros, el macho cojeando marcaba el territorio en torno a los montones de piedra y los arbustos, y la hembra, que se acercaba en actitud sumisa a él, por lo que me pareció un buen emplazamiento para colocar la segunda cámara.
En esta pequeña grabación  que comparto más abajo se puede ver fugazmente a esta pareja que por lo que se observa están perfectamente sanos. Ahora mismo desconozco por donde se distribuye su territorio, pero intentaré centrarme en esta pareja de zorros que acabo de descubrir y que aunque nunca he visto suficientemente cerca deben tener crías también.

video

2 comentarios:

  1. En la primera filmación sí que se aprecia el estado deplorable en que se encuentra la piel de estos animales, casi despoblados de pelo. Suerte y un abrazo,

    ResponderEliminar
  2. Es curioso como cambian las tornas. La hembra enferma el año pasado era la hembra dominante y este año, quizá por la edad, quizá por estar enferma se esconde rápidamente de la otra hembra que ha pasado a ser hembra dominante. El macho enfermo nunca lo he podido ver bien de día, solamente al anochecer, y seguro que si lo veo me va a dar más pena que alegría pues tiene la pinta de estar enfermo y sin remedio, pese a ello se mueve con soltura y agilmente.

    ResponderEliminar